La quiropráctica y el deporte conforman una dupla perfecta para optimizar el funcionamiento del cuerpo humano. En la presente publicación queremos hacer un breve recorrido acerca de la quiropráctica, qué es y cuales son beneficios en relación mundo del deporte.

“El cuerpo está capacitado para sanarse naturalmente a sí mismo, gracias a los impulsos nerviosos que se transportan a través de la columna vertebral a todos los tejidos del cuerpo”  esta es la premisa básica que orienta la filosofía de la quiropráctica. Esta disciplina defiende la tesis de que se puede prescindir de medicamentos y que la clave radica en activar el potencial sanador del cuerpo. Por estos y otros motivos, es una de las alternativas cada vez más usadas por los deportistas profesionales y amateur. De hecho, muchas delegaciones olímpicas, grandes clubes deportivos o atletas de alta competencia incluyen un doctor quiropráctico en sus equipos de trabajo.

 

¿Qué es la quiropráctica?

Esta práctica ha generado muchas polémicas en el seno de la comunidad científica desde que fue presentada en el año 1895 por Daniel David Palmer. No obstante, cada vez es mayor el número de personas que confían en ella y aseguran obtener importantes beneficios para mejorar su desempeño físico.

Se trata de dimensión de la medicina alternativa que coloca el foco de atención en el funcionamiento adecuado de la columna vertebral, pues según sus principios médicos-epistemológicos es a través de ella que circula la energía emanada por el sistema nervioso para sanar los tejidos del cuerpo. El doctor quiropráctico es un profesional especializado en el funcionamiento de la columna vertebral y por ende y del sistema nervioso.

¿Cómo se hace un tratamiento quiropráctico?

Todo depende del diagnóstico que el especialista haga del caso específico, pero en líneas generales el ajuste quiropráctico se realza a través de lo que llaman “manipulación de la columna”, el cual consiste en aplicar fuerza con las manos en puntos estratégico a lo largo de la columna. La función principal de este ajuste es realinear las vértebras a su estado natural para permitir la libre circulación del flujo nervioso.

La quiropráctica en el deporte. Beneficios

Todos sabemos que el deporte trae innumerables beneficios a la salud física y mental del ser humano. Pero también es cierto, que el ejercicio físico suele generar lesiones en distintas partes del cuerpo debido al esfuerzo y desgaste de energía que exige, tales lesiones son hasta cierto una consecuencia natural, pero si no son tratadas de forma oportuna y pertinente pueden generar serios problemas de salud.

Una de las alternativas que ha ganado importantes espacios es los últimos años para prevenir y tratar lesiones deportivas es la quiropráctica. Atletas de alta competencia como Usain Bold, Rafael Nadal, Tiger Woods, por mencionar sólo algunos, se han sometido a tratamientos quiroprácticos  y allí están sus hazañas deportivas, a la vista de todos.

¿Para qué sirve la quiropráctica en el deporte?

Son muchos los beneficios de la quiropráctica al deportista, pero el principal de ellos es ayudarle a alcanzar el máximo desempeño sin poder en riesgo su integridad física. El quiropráctico acompaña al atleta en todos los momentos: en el entrenamiento, en plena competición y después de la misma. El objetivo es hacerle un seguimiento permanente para tratar los trastornos en los tejidos ante cualquier lesión muscular o esquelética.

Veamos con más detalles la ventaja de usar la quiropráctica en el deporte:

  • Evitar lesiones: carácter preventivo

Sin duda que una de las virtudes es poseer carácter preventivo y no solo curativo, es decir, disminuye el riesgo de contraer algún tipo de lesiones. Si bien, se trata de una tarea compleja pues, como decíamos más arriba, las lesiones forma parte del día a día de los deportistas, pero como el quiropráctico conoce a la perfección el funcionamiento mecánico del cuerpo humano esto le permite dar algunos consejos para mantener una postura sana  y evitar así contracciones o tensiones musculares por vicios en la ergonomía.

Incluso, un profesional de la quiropráctica puede ayudar a definir qué tipo de deporte es el más apto de acuerdo al funcionamiento biomecánico de la persona.

 

  • Tratamiento de lesiones: carácter curativo

Como no todas las lesiones se pueden evitar, los deportistas necesitan de un sistema de atención que le ayude a aliviar el dolor, sanar los tejidos y evitar complicaciones ulteriores.

 

  • Optimización de funcionamiento del cuerpo: carácter holístico

Pese a que existe la creencia según la cual la quiropráctica solo se restringe al tratamiento de problemas en las articulaciones, lo cierto es que tiene una concepción holística del ser humano, por tanto, sus prácticas tienen efectos en todo el organismo. Al mejorar el funcionamiento del sistema nervioso, mejoran todas las funciones vitales, de allí que contribuye a un desempeño cada vez superior de los atletas en todas las facetas de la disciplina deportiva. Por ello, un adecuado tratamiento quiropráctico puede mejorar el manejo de la fuerza, el equilibro del cuerpo, el desarrollo muscular, incrementa la resistencia, aumenta la capacidad de respuesta inmediata.

 

Tratamiento personalizado

Otra de las claves de la efectividad de esta práctica médica es el tratamiento de cada caso con atención personalizada. Aunque el cuerpo humano se rige por reglas universales, en cada uno se juntan variables de distinta naturaleza que lo distinguen, tales variables deben estudiarse en su propia circunstancia ante de comenzar un tratamiento. Tal vez una de los puntos débiles de la medicina reconocida como científica es supeditarse a manuales que intentan predecir lo impredecible.

La quiropráctica ha entendido esto a la perfección y lo ha convertido en uno de sus principios fundamentales: cada cuerpo es un mundo y debe ser tratado como tal.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Chat con WhatsApp